11 de juny de 2014

Los profesionales de los museos: ¡Formación!

Tornem una setmana més amb la participació a les jornades online #MuseosPro, a través de la que es reflexiona durant tot el mes de juny sobre la figura del professional del museu. Us deixem amb el segon article, quina és la formació dels treballadors del museu?


Pasada una semana ya del primer artículo sobre el perfil de los profesionales de los museos, y tras el debate que se generó en Twitter, no revelamos nada nuevo al decir que la formación de los profesionales de los museos va intrínsecamente ligada al cargo que van a ocupar, aunque siempre pensando en ese toque pluridisciplinar al que quiere llegar el museo, pero donde la especialización también es muy importante.
Así, los trabajadores de los museos vienen de ámbitos muy dispares dependiendo del cargo que ocupen o del museo que se trate: por ejemplo un biólogo o ingeniero si se trata de museos de ciencias, un historiador o historiador del arte, o de bellas artes en el caso de curadores, gestión y económicas si toca las finanzas y la gestión; pedagogía en el caso de los educadores o periodismo o comunicación en los departamentos de difusión y márqueting.
De la mano de las nuevas tecnologías los trabajadores de los museos han tenido que adaptarse a la nuevas tendencias y vías, sin ser especialistas del tema. Sin embargo, las nuevas exigencias han transformado el panorama laboral, no sólo para los profesionales de la informática sino en cada una de las profesiones que se han visto reformadas por los nuevos avances tecnológicos.


Biblioteca de La Sorbona, Wikimedia commons


En efecto, la formación de cada una de las personas que componen un museo son muy variadas, pero el problema viene con el intrusismo laboral o el hecho de hacer tareas que están por debajo de tu formación -hoy en día hay muchos másters de gestión, márqueting o curadurismo con los que, debido a la crisis, no se puede acceder a un puesto de trabajo nivelado. Por ese motivo, los estudios postuniversitarios de máster están especializando y formando una serie de personal, el cual no ve logrados sus intereses profesionales, ya que se integra en el panorama laboral de forma secundaria, realizando tareas que realmente no son de su envergadura.



De esta forma se está creando, nuevamente, una burbuja de empleo a partir de la que se genera un número ingente de profesionales preparadisimos pero con una gran dificultad para entrar en el mercado laboral, de manera que se genera un grupo muy elevado de desempleados con carreras, másters y postgrados. Quizás la solución sería una mayor comunicación entre las universidades con las instituciones museísticas, así como el departamento de cultura correspondiente. Con una mayor información de estas instituciones se procuraría una selección más concreta de personal, y de esta forma lograr que los profesionales que se han formado en este campo ocupen su lugar correcto de trabajo, así como poder evitar ese intrusismo laboral que permite colocar personal no formado específicamente en la materia, en plazas reservadas para verdaderos profesionales.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada